ACME - Asociación de Creadores de Moda de España
Este sitio usa cookies para mejorar su experiencia. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Aceptar | Más información

Homenaje al oficio en MBFWM

ANDRÉS SARDÁ apuesta por la fórmula del “see now, buy now” y sube a la pasarela su colección de baño primavera-verano 2018. La directora creativa de la firma, Nuria Sardá, nos transporta a los años 80 con una propuesta colorista y desenfadada. “Pop it up” se inspira en el boom del aerobic, los videojuegos y las series de TV para mostrar piezas muy deportivas, en las que los contrastes de color son la clave. Estampados de rayas, topos, transparencias y mucho brillo, dominan una colección de siluetas muy sensuales dedicadas a las más atrevidas.

HANNIBAL LAGUNA sube a la pasarela un viaje por países orientales. Sus aromas, sus colores y la belleza floral de sus jardines ancestrales se infunden en “Orient Bloom”, una exótica colección de vibrante colorido. Elaborados bordados con cristales e hilos de seda adornan cuerpos en forma de “T” y vestidos joya cortados al bies con volúmenes ampulosos. Laguna apuesta por tejidos adamascados, plisados de garza en espiga, jacquards de reflejos dorados y muselinas de seda.

ANA LOCKING presenta “Fear”, una propuesta oscura que huye de la percepción del miedo como algo negativo. El miedo de Locking se muestra como arma, como fuerza creativa. El negro estructura una colección de volúmenes suaves en su inicio, pero que evoluciona hacia patrones rigurosos en sus piezas de sastrería. Una sobria paleta de color marca una propuesta en la que cobran protagonismo los tejidos tecnológicos de apariencia opaca, que contrastan con organzas y gasas deshilachadas. Tachuelas y lentejuelas ponen el toque brillante a misteriosos looks de noche.

La  hoja del ginkgo inspira los volúmenes de los diseños de DEVOTA & LOMBA. La firma, dirigida por Modesto Lomba, nos traslada a la cultura milenaria japonesa con una colección muy espiritual. Las formas redondeadas de grandes proporciones son el hilo conductor de una propuesta  que se vale de tejidos con mucho cuerpo como el paño de lana y la alpaca para construir prendas de patronaje arquitectónico. Devota & Lomba huye de los estampados y tiñe su invierno de colores planos como el rojo Japón, el ocre de las hojas secas, blanco y azul marino.

AGATHA RUIZ DE LA PRADA resalta el trabajo de su taller y todos los ingenios costureros que lo conforman subiendo a la pasarela una colección de aparente simplicidad, pero que esconde un minucioso trabajo artesanal. La diseñadora apuesta por la sastrería con trajes de chaqueta y vestidos esmoquin, en una colección repleta de lentejuelas y tejidos brillantes como el satén y la seda salvaje, en contraste con popelines y pana. Tampoco falta el terciopelo, material imprescindible de la casa, en piezas repletas de detalles e interiores que invitan a vestirlas del revés.

DUYOS nos propone “Un viaje lento”. El diseñador reivindica otros modelos de belleza subiendo a la pasarela a clientas y amigas de la casa, las mujeres que cada día inspiran su trabajo. La artesanía es el hilo conductor de una colección  de moda lenta, hecha con mimo y esmero, en la que los bordados minuciosos y las lentejuelas lo inundan todo. Feminidad y belleza son compañeras indispensables de este viaje al corazón de la moda de autor, la que cada día sale del taller de Duyos para vestir a una mujer real.